En un momento de la inmersión, quedamos atónitos al ver una COLA de SIRENA asomando de una cueva, mientras se movía rítmicamente, con movimientos suaves y armónicos.

Una pregunta que nos hacemos muchos buceadores es si existen o no las sirenas.

La respuesta parece muy obvia, ya que desde pequeños nos han dicho que solo existen en los cuentos, pero aún así a veces perdura en nuestro subconsciente la fantasía y la creencia de que el mundo guarda misterios que sí pueden ser verdaderos. Y ante cualquier situación inesperada, el asombro cobra protagonismo haciendo que tengamos experiencias increíbles como la que nos ocurrió el pasado 1 de noviembre de 2017 mientras buceábamos en un embalse de agua dulce.

En un momento de la inmersión, quedamos atónitos al ver una COLA de SIRENA asomando de una cueva, mientras se movía rítmicamente, con movimientos suaves y armónicos.

Nos paramos en seco a contemplar lo que estaba ocurriendo delante de nuestros ojos, inmóviles los 3 buceadores que formábamos la expedición, a eso de las 21:00 cuando ya era de noche y avanzabamos con las linternas por los recovecos de uno de los lugares más especiales para bucear cerca de Madrid y desconectar de la vida cotidiana, del estrés y el ruido.

Y en un mar de ideas, sentimientos y emociones que surgían, sentíamos lo mágico que era ese momento, que a saber si se volvería a repetir.

A día de hoy todavía no hemos identificado a qué especie de pez pertenece esta magnífica cola de sirena.

Sin duda fué una experiencia que no olvidaremos.

Foto Real sin retocar, tomada por Ananda Sanz con una cámara Nikon Coolpix AW130 en el embalse de Bolarque, en Guadalajara, el 1 de noviembre de 2017

Cola de Sirena

(Visited 22 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation